REGLAMENTO INTERNO DEL FRACCIONAMIENTO RESIDENCIAL CAMPESTRE
EL TELEFRE.



Energía Eléctrica y Alumbrado



Cada lote cuenta con una toma de energía eléctrica ubicada en alguno de sus linderos. La instalación interna deberá ser oculta y será por cuenta del propietario.


La iluminación nocturna de las calles tiene luminarias de luz indirecta ubicadas en las banquetas. El alumbrado público se paga independientemente a la CFE y su costo se reparte equitativamente entre los colonos.



Drenajes y Desagües



Los encauzamientos para drenaje del agua pluvial localizados dentro y fuera de las propiedades particulares son garantía de seguridad al desalojo de escurrimientos extraordinarios en la época de lluvias y deberán permanecer limpios, inalterados y protegidos. Los escurrimientos que generen las construcciones deberán ser infiltrados dentro del propio terreno para su aprovechamiento. Se tendrá cuidado de no obstruir los cauces de agua naturales y las cunetas de las calles.



Agua para uso Doméstico



El sistema de dotación de agua entubada que llega a cada terreno debe complementarse con agua de lluvia, no porque el abastecimiento entubado no sea suficiente sino para ser congruentes con el concepto ecológico del fraccionamiento. Todas las construcciones deberán contar con un sistema de captación de agua pluvial por techos y/o terrazas. Es recomendable tener en cada predio un sistema de filtrado y almacenaje en un aljibe o cisterna para agua de uso primario, la capacidad que garantiza total autonomía es de 30 metros cúbicos.





Las viviendas deberán contar con sistemas separados de aguas residuales jabonosas y negras. Las aguas jabonosas deberán contar con una instalación de tratamiento primario para ser almacenadas en un aljibe y destinarse al riego de áreas verdes. Las aguas negras deberán conducirse a una planta de tratamiento antes de poder utilizarlas como agua para riego o bien a una fosa séptica bacteriológica antes de infiltrarlas al subsuelo. El pozo de absorción es la parte crítica del diseño de tratamiento de aguas negras por las particularidades del terreno, por lo que deberá calcularse cuidadosamente su profundidad para asegurar la infiltración en la capa de subsuelo permeable.


Queda estrictamente prohibido utilizar fosas sépticas de cárcamo o drenar aguas negras directamente a escurrimientos naturales.





En el caso de que por la naturaleza del subsuelo, la capa de tepetate impida construir de forma práctica un pozo de absorción, se podrá optar por un sistema de trinchera o zanja de absorción, con la ventaja de que se puede aprovechar como agua para riego.





El sistema de bombeo que provee de agua al fraccionamiento, pertenece a la Zona Militar y debe ser mantenido para su correcto funcionamiento. Todos los propietarios deberán comprometerse a contribuir con su parte cuando así se solicite.